Un nuevo concepto de salud

Clínica VASS Fisioterapia Osteopatia

¿Qué es la Osteopatía?

 
 
 

¿Qué es la Osteopatía?



La Osteopatía es una terapia natural basada en la creencia de que todos los sistemas del cuerpo trabajan conjuntamente, están relacionados, y por tanto un trastorno pueden afectar el funcionamiento otros sistemas del cuerpo. Es por tanto una práctica de tipo holístico. El tratamiento, que se denomina manipulación osteopática, consiste en un sistema de técnicas prácticas orientadas a: aliviar el dolor, restaurar funciones corporales y promover la salud y el bienestar.

La Osteopatía utiliza un amplio abanico de técnicas y terapias manuales (impulsos de alta velocidad y corta amplitud, técnicas funcionales, inhibiciones...) para devolver la armonía y el equilibrio que causan enfermedades que impiden el normal funcionamiento del cuerpo.

Tratamiento Ostopatía

Con la Osteopatía se puede tratar cualquier disfunción mecánica en el organismo, ya sea estructural u ósea, visceral, genitourinaria y muscular, independientemente de cuál sea el origen del desorden.

ENFOQUES DE LA OSTEOPATÍA

Dependiendo de la parte del cuerpo en la que nos centremos, la Osteopatía tiene tres enfoques:

  • Osteopatía estructural: Dedicada al restablecimiento del aparato músculo-esquelético y de la postura, centrándose en la columna vertebral y traumatismos.
  • Osteopatía craneal.
  • Osteopatía visceral: Enfocada hacia la curación de órganos y vísceras, mejorando su función mediante manipulación para conseguir un mejor riego sanguíneo.

Las estructuras anatómicas del cuerpo se rigen mediante una serie de movimientos que permiten que cada estructura sea capaz de realizar su función. Estos movimientos se pueden realizar de forma involuntaria (como por ejemplo el de los pulmones, el corazón o los intestinos que realizan su función sin cesar, a no ser que se vea interrumpidos por alguna anomalía), o voluntaria como la flexión de un brazo o el simple movimiento de la cabeza.

Las disfunciones de los movimientos voluntarios pueden ser producidas por infinidad de causas, pero básicamente hay tres razones principales por las cuales se producen diferentes alteraciones:

  • Las sobrecargas musculares producidas por posturas inadecuadas, movimientos reiterados con o sin peso, gestos viciados en el trabajo o en el ocio, esfuerzos súbitos y también por preocupaciones, estrés…
  • La segunda razón viene de la mano de las compresiones articulares que en la mayoría de los casos suelen ser producidas por lesiones antiguas, crónicas, que han hecho que las estructuras vecinas se adapten a esa situación y por ello movimientos que deberían ser normales, estén limitados por estas causas.
  • En tercer lugar están las distensiones, los esguinces y otros problemas de origen mecánico que, pudiendo haberse producido por diferentes motivos, se pueden tratar perfectamente con Osteopatía.

Sesión de osteopatía en Madrid

LA CAPACIDAD DEL OSTEÓPATA

La Osteopatía tiene una forma muy particular de reconocer qué le pasa al individuo, y de hecho es única en lo que a diagnóstico-tratamiento se refiere, puesto que tiene la particularidad de valorar y tratar al individuo en el acto e incluso en función de lo que en ese momento sea más llamativo y de los parámetros y tensiones internas que el propio cuerpo ha creado para mantener la disfunción mecánica. 


El Osteópata tiene que ser capaz de reconocer bien estas llamadas de atención e invertirlas.

Por ejemplo, si un paciente se lesiona y se hace un esguince de tobillo, el cuerpo, como unidad, y la estructura esguinzada en particular, ha tenido que pasar por una serie de parámetros biomecánicos. Si dejamos a un lado los efectos colaterales que esto provoca, lo único que tendrá que hacer el osteópata para normalizar este desajuste es deshacer el problema, es decir, si el tobillo ha ido en una dirección determinada con una tensión específica, tendremos que llevar el tobillo en la dirección opuesta y con la tensión adecuada para que sea efectivo. Solo quedará drenar de forma manual la inflamación y alinear los ligamentos. El resto del cuerpo ayudará al tobillo a recuperar con su propia biomecánica.

 

 

Utilizamos cookies para asegurar que le damos la mejor experiencia en nuestro sitio web. Al continuar utilizando este sitio, consideramos que acepta su uso Política de Cookies