Fisio deportivaFISIOTERAPIA DEPORTIVA

La Fisioterapia deportiva trata a toda aquella persona que realice una práctica deportiva independientemente de su edad o compromiso con dicha práctica y del estado en el que se encuentre, es decir, antes, durante o después de que sufra alguna lesión o traumatismo.

 En Clínica VASS tenemos un equipo especializado en fisioterapia deportiva y en prevención, recuperación y reeducación del deportista, cuyo objetivo es recuperar la lesión y la funcionalidad del paciente lo antes posible.

 


¿Qué es la Fisioterapia Deportiva? 

La Fisioterapia deportiva es una especialización de la Fisioterapia que trata a todos aquellos pacientes que realizan y/o se lesionan a causa de una práctica deportiva. A la hora de empezar a tratar al paciente debemos tener en cuenta cuál es el compromiso que el paciente tiene con la actividad deportiva.

 

Lesión fisioterapia deportiva

 

Cuando hablamos  de dicho compromiso, queremos referirnos a que es importante distinguir si el paciente es una persona sedentaria que realiza deporte de vez en cuando, un aficionado a algún deporte que lo practica varias veces por semana o si es incluso un profesional del deporte.

También es importante tener la cuenta la edad, ya que no es lo mismo un niño de diez años que juega al baloncesto, que una persona de +45 años que empieza a jugar al pádel, que un profesional de la bicicleta. Ni los cuerpos son los mismos, ni las lesiones más frecuentes son las mismas, ni los tratamientos y la prevención pueden ser los mismos.

En cualquier caso, lo más importante que debemos tener en cuenta en fisioterapia y recuperación deportiva es lo siguiente:

- A partir de un conocimiento de la predisposición y la anatomía del paciente, se puede hacer un trabajo con el paciente de prevención de lesiones deportivas.

- Si la lesión se produjera, se puede aplicar un protocolo de actuación terapéutica en el que se combine la Fisioterapia deportiva, la Osteopatía y otras terapias. El fisioterapeuta deportivo debe recuperar la funcionalidad del paciente, ayudando además al proceso natural de la recuperación de la lesión. Es posible que el paciente siga practicando deporte, aunque debe ser el fisioterapeuta el que debe determinar si es necesario limitar o, directamente, cesar la actividad deportiva del paciente.

- Posteriormente, es importante trabajar la recuperación deportiva del paciente para que pueda volver a practicar su deporte favorito en las mejores condiciones posibles, evitando así la posible aparición de nuevas lesiones.

La recuperación deportiva del paciente

 

No es suficiente con tratar de forma eficaz al paciente, normalmente el deportista quiere volver a la actividad física lo antes posible y acortar los plazos de recuperación. Desde un punto de vista terapéutico, es importante recuperarle lo antes posible ya que evitaremos situaciones complicadas que pueden ir desde desequilibros posturales, posibles atrofias de los músculos que no está usando, empeoramiento de la circulación, hasta incluso la pérdida de confianza en sus posibilidades. Recuperar la funcionalidad de la zona lesionada es bueno, pero para ello el deportista debe comenzar un proceso de recuperación controlado, realizando una actividad física regulada por su fisioterapeuta y su preparador, que sea compatible con el tratamiento de la lesión.

En esta fase, el paciente debe estar controlado, el trabajo ajusto a sus posibilidades, controlando siempre que no caiga en sobrecargas o sobreesfuerzos que resulten perjudicales.

El objetivo es recuperar lo antes posible al paciente para que pueda retomar su actividad física en las mejores condiciones.

Esta recuperación es especialmente importante en niños que practican deporte de forma intensiva, ya que además de las características de la lesión que puedan sufrir, hay que tener en cuenta su fragilidad y su proceso de crecimiento. 

 

Lesión deportiva baloncesto

¿Qué se puede tratar con la Fisioterapia Deportiva?

 

Las lesiones deportivas más habituales que tratamos en Clínica VASS tienen que ver con deportes como el pádel, running, fútbol, ciclismo, baloncesto, etc. Se suelen presentar de muchas formas, tales como:

Lesiones tendinosas o tendinopatías (tenosinovitis, tendinitis, tendinosis)

Lesiones musculares (rotura fibrilares, elongaciones, contracturas, sobrecargas, contusiones,…).

Lesiones articulares (meniscopatías, capsulitis, artritis traumáticas, inestabilidades). · Osteopatía de pubis.

Lesiones del manguito de los rotadores de hombro.

Lesiones ligamentosas (esguinces, distensiones, luxaciones y subluxaciones articulares,…).

Masaje de descarga.

Masaje deportivo (pre y post competición).

Reeducación al esfuerzo.

Técnicas para mejorar el rendimiento deportivo (trabajos excéntricos, propioceptivos, de equilibrio, coordinativos, pliométricos….).

 En niños, estas situaciones se suelen complicar con la presencia (o debido a) de problemas como la enfermedad de Sever, Osgood Schlatter, etc.

Utilizamos cookies para asegurar que le damos la mejor experiencia en nuestro sitio web. Al continuar utilizando este sitio, consideramos que acepta su uso Política de Cookies