Un nuevo concepto de salud

Clínica VASS Fisioterapia Osteopatia

Plagiocefalia: Cabecita aplanada

plagiocefalia en bebe

 
 
 

Por Arancha Sanz para Ser Padres y  Raúl Guzmán, jefe del servicio de Osteopatía de Clínica VASS.

¿Qué es la plagiocefalia infantil?

Muchos bebés sufren aplanamientos o abombamientos a un lado de su cabeza debido al uso de fórceps y ventosas durante el parto, o por permitir que el pequeño duerma siempre del mismo lado. Aunque a veces el aplanamiento se corrige a medida que crece el pequeño, tú puedes ayudarle a suavizarlo y a aliviarle las tensiones que este le produce con las técnicas que te enseñaremos a continuación.

La llamada plagiocefalia del bebé se produce cuando uno de los lados de la cabeza del pequeño, y parte de la base de ésta, están aplanadas. El otro lado de la cabeza aparecerá abombado o sobresaldrá un poco más de lo normal. En algunos casos, aparecerá abombada la frente, por el lado del aplanamiento posterior.

En estos casos la cabeza se le quedará rotada hacia uno de los dos lados y siempre querrá apoyarla hacia el lado del aplanamiento, provocando que este se pronuncie aún más. Esto es porque los pequeños que sufren este problema tienen dificultad para girar la cabeza hacia el lado del abombamiento. Por eso, aunque le giremos la cabeza nosotros o le pongamos a dormir con la cabeza apoyada en el lado contrario al aplanamiento, lo más probable es que no consigamos que el pequeño cambie de postura.

 

 Causas de la plagiocefalia infantil

Este aplanamiento puede aparecer por el uso de fórceps, ventosas y otros puntos de apoyo durante el parto, las malas posiciones producidas en el embarazo y por permitir que el pequeño duerma o viaje siempre con la cabeza apoyada del mismo lado. Aunque en muchos casos el aplanamiento se corrige solo con el paso del tiempo, es muy importante tratarlo a tiempo, ya que las consecuencias de la plagiocefalia pueden resultar en escoliosis o tortícolis e incluso problemas de ubicación en el espacio.

 

Tratamiento para la plagiocefalia

El objetivo de estas maniobras es liberar las tensiones que producen los aplanamientos y abombamientos. Para ello se realizan tres palpaciones estáticas. Solo con mantener estas posiciones el tiempo necesario los movimientos que mantienen los aplanamientos y abombamientos empapizan a desequilibrarse. Así, se favorece la normaliza­ción de la estructura del cráneo y se suavizan las tensiones internas producidas por el aplanamiento.

Aunque estos ejercicios no suponen ningún riesgo para el pequeño, no olvides consultar con el pediatra antes de ponerlos en práctica.

Estos ejercicios se basan en una técnica llamada osteopatía craneal infantil, que trata las tensiones que se producen en el cráneo del bebé durante los primeros meses de vida a causa del aplanamiento de su cabecita. Este método trabaja con las articulaciones de nuestra anatomía para liberar esas tensiones y devolverle al organismo su armonía.

Todas las estructuras que componen nuestro cuerpo ocupan un espacio necesario para desarrollar su función. Cuando alguno de ellos se desajusta se altera la movilidad normal de las articulaciones. Las manipulaciones de osteopatía ayudan a normalizar esos espacios.

La osteopatía infantil adaptada es una variación de esta técnica para que cualquier persona, sin ninguna experiencia, pueda practicarla. Se trabaja con determinadas maniobras de tipo general que tienen un efecto de ajuste y normalizan. Con estas maniobras incidimos en zonas que constituyen puntos específicos que podrían estar desajustados.

 

Palpación en la base de la cabeza

Tumba boca arriba al pequeño en una superficie en la que se sienta cómodo y coloca tus manos en la base de su cabecita. Mantén esta posición durante 5 o 7 minutos.

 

Palpación en la base de la cabeza y el cuello

Con el niño en la misma postura que en el ejercicio anterior, sitúa una de las dos manos en la base de su cabeza y la otra en el cuello. El índice de una de ellas coincide con el meñique de la otra, de ma­nera que ambas se junten donde termina la cabeza del pequeño y empieza su cuello. Realizamos esta palpación durante 5 o 7 minutos.

 

Palpación en las zonas abombadas

El bebé continúa tumbado boca arriba. Coloca una mano en el abombamiento del lateral posterior de la cabeza y la otra mano en la frente del lado contrario.

Realizamos esta palpación durante 5 o 7 minutos.

 

 

comments powered by Disqus
Servicios Fisio, Osteopatía y Terapias Naturales. Clínica VASS
centro-certificado-terapia-distal

Clínica VASS Centro Certificado Terapia Distal

Un método específico para el tratamiento de los cólicos del lactante, el reflujo no patológico y el estreñimiento infantil.  Leer +


Web Oficial

twitter

Utilizamos cookies para asegurar que le damos la mejor experiencia en nuestro sitio web. Al continuar utilizando este sitio, consideramos que acepta su uso Política de Cookies